Turismo de Baja Verapaz en la Gran Ruta del Motagua

2
369
Baja Verapaz: Biotopo del Quetzal
Baja Verapaz: Biotopo del Quetzal

El departamento de Baja Verapaz (Guatemala) limita por el sur con la cuenca del río Motagua, a través de los municipios de Salamá, Granados y El Chol, separándolo, además, de los departamentos de El Progreso y Guatemala. Siguiendo el recorrido emprendido en artículos anteriores por los atractivos turísticos –grandes atractivos turísticos- de los pueblos del valle y del la cuenca del Motagua, a través de la Gran Ruta Turística del Motagua, en esta ocasión nos detendremos en el departamento de Baja Verapaz.

Trajes típicos de Rabinal (Baja Verapaz)
Trajes típicos de las danzas de Rabinal (Baja Verapaz)

Los atractivos de este departamento no hacen más que enriquecer esa Gran Ruta Turística del Motagua: una realidad, pero que en muchos aspectos está todavía por descubrir y que se extiende desde el departamento de Quiché hasta Izabal.

Balneario Presa de San Jerónimo
Balneario Presa de San Jerónimo

Tierra de contrastes

Baja Verapaz es una tierra de contrastes. En ella se pueden encontrar parajes de abundante vegetación, como los que ofrecen la parte de la Sierra de las Minas, la cual parte desde este departamento hacia el oriente del país, extendiéndose por los de El Progreso, Zacapa y sur de Alta Verapaz para prolongar sus últimas estribaciones hasta Izabal. Otro ejemplo de exuberante vegetación es la reserva del Biotopo Mary Dary Rivera (o Biotopo del Quetzal). Pero, al mismo tiempo, podemos encontrar escenarios desérticos, prácticamente lunares, de una belleza extraordinaria y al mismo tiempo inquietante. Esto lo podemos comprobar en el entorno de embalse de Chixoy, donde confluyen los departamentos de Baja Verapaz, Alta Verapaz y Quiché.

Museo del Quetzal y la Marimba en Salamá
Museo del Quetzal y la Marimba en Salamá (foto del Museo)

Variedad de etnias

La variedad de etnias – k’iche’, poqom, q’eqchi, achi’, pocomchi’ y ladinos- también da lugar a una rica diversidad cultural, sustentada en algunos casos en las tradiciones indígenas de la época precolombina. La tradición más genuina de esta cultura precolonial que ha llegado hasta nuestros días es la danza ‘Rabinal Achi’, una representación de carácter dramático.

Turismo en Salamá: lugares de interés

Empezaremos la descripción de los encantos del territorio sur de las ‘verapaces’ por su cabecera departamental, Salamá: una ciudad que roza los sesenta mil habitantes y que se encuentra situada a unos mil metros sobre el nivel del mar, por lo que sus temperaturas medias –aunque cálidas- no alcanzan valores tan altos como en pleno valle de Motuagua.

Vista de Salamá desde El Calvario
Vista de Salamá desde el atrio de la iglesia de El Calvario

Si queremos seguir la ruta del Motagua entre Izabal y Quiché por la margen izquierda del río (vista desde su nacimiento), en El Rancho tendremos que desviarnos a Salamá, para continuar -como mejor opción- por San Miguel Chicaj, Rabinal, El Chol y Granados. Después continuaríamos por Pachalum y Joyabaj, ya dentro del departamento de Quiché. Pueblos todos ellos con ricas tradiciones. Las carreteras no son, en general, muy buenas, pero cuando se trata de descubrir nuevos territorios es recomendable viajar despacio.

Mercado Central de Salamá

El Mercado Central de Salamá es el más importante del departamento de Baja Verapaz. Se encuentra situado en la 5ª Avenida. Predomina la venta de productos agrícolas, pero es posible encontrar todo tipo de artículos. Para el visitante, recorrer el recinto, yendo de puesto en puesto, siempre es un ejercicio agradable, que, a la vez, le permite acercarse a los hábitos y costumbres de los habitantes de Baja Verapaz. Los días propios de mercado son los lunes y viernes, aunque los domingos suele haber también muchas actividades.

La Iglesia Parroquial del Apóstol San Mateo

Declarada Monumento Nacional, la iglesia parroquial del Apóstol San Mateo es de estilo barroco. Comenzó a construirse en 1552 en honor al evangelista y apóstol San Mateo, patrón de la ciudad, venerado cada año en las fiestas patronales de Salamá el 21 de septiembre. El templo se compone de una fachada de estilo barroco, una nave artesonada y una cúpula de mampostería.

Iglesia de San Mateo y Parque Miguel Ángel Asturias (Salamá-Baja Verapaz)
Iglesia de San Mateo y Parque Miguel Ángel Asturias (Salamá-Guatemala)
Púlpito único

Su interior se adorna con tallas de madera, laminadas en oro, profusamente decoradas, de estilo rococó –una variante del barroco-, e imaginería propia del estilo neoclásico colonial. Pieza de gran valor es su púlpito. Tallado a imagen de los retablos de su entorno, se considera único en Latinoamérica, pues solo otro existente en Perú guarda similitud con él. En la iglesia se conserva también el primer libro bautismal, en el que figura el nombre del niño o niña bautizado, especificándose, además, su condición social: indígena, criollo, esclavo…

Púlpito Iglesia San Mateo en Salamá
Púlpito muy singular de la Iglesia San Mateo en Salamá – Baja Verapaz

La iglesia de El Calvario

Es digna de destacar también la iglesia de El Calvario de Salamá, construida en el siglo XVII siguiendo las normas arquitectónicas del estilo neoclásico. Su interior consta de una planta rectangular con dos capillas y cuatro contrafuertes. La capilla se ubica en un pequeño cerro a unos 700 metros de distancia del Parque Miguel Ángel Asturias, situado en el centro de la ciudad.

El acceso principal al templo consta de una escalinata o graderío de 120 peldaños, dividida en 7 tramos y delimitada a cada lado por unas gruesas barandas de contención, las cuales, entre tramo y tramo, pueden hacer también las veces de asiento para los que sientan la fatiga de la subida. Delante de la puerta principal de la iglesia se extiende un atrio desde el que se divisa una hermosa vista de la ciudad. En su interior, alberga la imagen del Cristo Negro de Esquípulas, que es venerada cada 15 de enero, como día propio, y también en la Semana Santa.

Iglesia El Calvario (Salamá)
Iglesia El Calvario (Salamá)

Puente de la Libertad

El Puente de la Libertad (conocido también como el “Puente Viejo de Madera”) se encuentra en el centro de Salamá. La construcción primera del puente se remonta al año 1845 y a lo largo del tiempo fue sometido a diversa reformas. A principios del siglo XX recibió el nombre de Puente de la Libertad.

Se levantó con la finalidad de salvar el cauce del río Salamá y dar paso al tránsito que se movía entre la Capital y Alta Verapaz. Tiene una longitud de unos 70 metros y se sustenta sobre 7 robustos pilares. La plataforma del puente –construida, principalmente, de madera- sirve de base también a 14 columnas que sostienen la cubierta y las barandillas de hierro. De elegante estilo colonial, es uno de los símbolos de Salamá.

Puente de la Libertad en Salamá
Puente de la Libertad en Salamá

Cerro de la Santa Cruz 

El Cerro de la Santa Cruz se sitúa en la periférica de Salamá. En su cima –alzada a 1261 metros sobre el nivel del mar- se levanta una gran cruz de unos 7 metros de alto, visible desde muchos puntos de la ciudad. Frente a la cruz se encuentra una pequeña ermita. Por su considerable altura, el Cerro de la Santa Cruz es también un espléndido mirador sobre la propia urbe, el valle del río Salamá y la Sierra de Chuacús. El 3 de mayo de cada año, en el lugar se celebra la tradicional danza de los mazates.

Cerro de la Santa Cruz
En primer término, el Cerro de la Santa Cruz (Salamá)
Leyenda de la serpiente emplumada

Cuenta la leyenda que la prominencia del cerro, sobresaliendo ostensiblemente en el valle, se debe a que el dios maya del sol, Ahau Kin, logró enrollar a la serpiente emplumada –un demonio desterrado del Cielo- y, echando tierra santa encima, pudo sepultarla y acabar con las calamidades que el reptil alado dejaba cada vez que pasaba por el valle en la población y en las cosechas.

Sin embargo, la amenaza del regreso de la serpiente emplumada sigue latente, porque -según continúa diciendo la leyenda-, el cerro ha conseguido acumular en su interior una enorme cantidad de agua durante siglos. La perforación de este montículo, acarrearía la inundación de la ciudad de Salamá y del propio valle, así como la liberación de la serpiente emplumada, que viviría en el gran lago resultante con plena libertad, fuera del control de los dioses.

Alto del Cerro de la Santa Cruz en Salamá
Alto del Cerro de la Santa Cruz en Salamá

Templo de Minerva en el Cerro de la Cruz de Salamá

Ubicado en el Cerro de la Cruz de Salamá se encuentra el Templo Minerva, construido en 1916. Este monumento es una réplica del que en 1901 se construyó en Ciudad de Guatemala para celebrar las Fiestas Minervalias, de alguna manera, siguiendo el patrón clásico del Partenón de Atenas. En estas celebraciones guatemaltecas se hacía una exaltación de la cultura y de los deportes en la clausura de cada curso escolar. En la mitología romana, Minerva era la diosa de la sabiduría y las artes, así como patrona de los artesanos.

Durante el Gobierno de José María Reina Barrios, Ciudad de Guatemala apostó por las tendencias europeas, en cuanto a edificaciones, y también por la cultura clásica, por lo que la Capital llegó a ser conocida como “La Pequeña París”. A partir de esas tendencias, el escritor Rafael Spínola desarrolló las Fiestas Las Minervalias durante el mandato del presidente Manuel Estrada Carrera. Estas celebraron su primera edición en 1899.

Templo Minerva en Salamá
Templo Minerva en Salamá: uno de los 5 que quedan en Guatemala
Quedan 5 templos Minerva en Guatemala

Por todo el país fueron levantándose los monumentos Minerva -por lo general, por suscripción popular y en el alto de un cerro-, de ahí que no todos replicaban exactamente ni las mismas dimensiones ni calidades del templo capitalino.

El valor del Templo Minerva de Salamá reside fundamentalmente en su simbolismo, por lo que supone de exaltación de la cultura, las artes y el deporte; y también en que es unos de los cinco templos que quedaron en pie en el país, junto a los de Huehuetenango, Quetzaltenango, Jalapa y Chiquimila.

Parque Regional Municipal Los Cerritos-El Portezuelo

El Parque Regional Municipal Los Cerritos-El Portezuelo  se ubica a 3 Km de la ciudad de Salamá sobre una superficie aproximada de 69,65 hectáreas. Se compone de una serie de elevaciones que van desde los 900 los 1200 metros de altitud, cubiertas, principalmente, de bosque seco espinoso.

Parque Nacional Los Cerritos con la ciudad de Salamá al fondo
Parque Nacional Los Cerritos, área oscura en primer termino de la imagen, con la ciudad de Salamá al fondo
Observatorio maya

Este espacio natural está administrado por la Fundación de Defensa del Medio Ambiente de Baja Verapaz (FUNDEMABV). En la antigüedad fue un observatorio maya del que aún se conservan 5 piletas: una central y las otras cuatro representando los puntos cardinales de la tierra. El parque consta de tres cerros, considerados lugares sagrados. Estos son: K´awoq, Tíjax e Ix´, en los que aún en la actualidad se ofician rituales siguiendo las ancestrales tradiciones maya. De los tres cerros citados, el Tijax es el más utilizado por los guías espirituales para realizar ceremonias, dedicadas al año nuevo maya, a la siembra y a la cosecha del maíz.

Casa-Museo del Quetzal y la Marimba

Fundada en 2010 la Casa (Museo) del Quetzal y la Marimba de Salamá es un espacio que ayuda a conocer e interpretar dos de los símbolos de Guatemala: el quetzal y la marimba. En este centro, del ave podremos conocer su hábitat, sus costumbres y la situación en que se encuentra en la actualidad, ya que es una especie en riesgo de extinción.

De la marimba, el museo ofrece un recorrido sobre su historia en el que se puede apreciar la evolución de este instrumento musical a lo largo de los años. Al mismo tiempo, se desarrollan cursos de divulgación, conciertos y conferencias.

Museo del Quetzal y la Marimba en Salamá
Museo del Quetzal y la Marimba en Salamá (Foto del Museo)

Salto de Chilascó, entre los más altos de Centroamérica

El Salto de Chilascó -originado por el río Chilascó (“montaña oscura”)- se considera una de las cataratas más altas de Centro América, con 130 metros. En el entorno de la aldea Chilascó, también se encuentran la catarata y la montaña “Lomo del Macho” o el bosque de liquidámbar, único en Guatemala, con una laguna en su interior.

Salto de Chilascó en Baja Verapaz
El espectacular salto de agua de Chilascó en Baja Verapaz, uno de los más altos de América Central (foto: Aso Salto Chilascó)

Se trata de un escenario natural fascinante para los amantes de la naturaleza. El poblado de Chilascó pertenece a la municipalidad de Salamá y se integra dentro del espacio natural de la Sierra de Las Minas. El acceso se realiza a través de la carretera CA-14, que se dirige a Cobán. En el kilómetro 144 de esta vía, se toma un desvío por una pista de terracería de 12 kilómetros hasta San Rafael Chilascó. El acceso a la catarata se efectuará a través de un sendero, en un recorrido de aproximadamente 2 horas, de singular belleza todo él.

Iglesia Colonial San Ignacio

En la aldea de San Ignacio, a 6 kilómetros al sur de Salamá, se encuentra la Iglesia de San Ignacio, construida en el año 1606, siguiendo la influencia del estilo barroco. El terremoto de 1976 la destruyó casi por completo, dejando en pie tan solo parte de la fachada. Sería reconstruida en el año 1986. En su interior se guardan las imágenes de San Ignacio y del Señor de Ostúa, un Cristo Negro que recuerda al Señor de Esquípulas. Por tal motivo, en el año hay dos celebraciones: 31 de julio y 14 de enero, en honor de San Ignacio y del Señor de Ostúa, respectivamente.

Efectos del terremoto de 1976 sobre la Iglesia Colonial San Ignacio de Ostúa
Efectos del terremoto de 1976 sobre la Iglesia Colonial San Ignacio de Ostúa, antes de ser reconstruida (imagen: blog «Mi bella Salamá»)

Rabinal y Museo Comunitario Rabinal Achí

Rabinal es el municipio más antiguo de Baja Verapaz, fundado en 1537 por Fray Bartolomé de Las Casas con el nombre de San Pablo Rabinal. En la página oficial del Museo Comunitario Rabinal Achí -fundado en 1998- se dice, además, que “la mayoría de sus habitantes pertenecemos a la etnia maya-achi”. Y explican que “antes de la Conquista los rabinaleb formábamos parte de una alianza k’iche’ y conquistamos el valle del Urram, en aquel tiempo poblado por los poqom. Los primeros habitantes eran los q’eqchi, de quienes probablemente viene el nombre de Rabinal (en idioma q’eqchi’: ‘lugar de la hija del rey’)”.

Imagen del Museo Comunitario Rabinal Achí
Imagen del Museo Comunitario Rabinal Achí
Vestigios ancestrales

En el valle de Rabinal se encuentran los vestigios ancestrales del etnias: Chwitinamit, Kajyub’, Toloxcoc, Chwiprocesión, Ximb’aja, Saqtijel, B’elejeb’ K’ache’, K’amb’a, K’isintun o Cha’b’alam. Los cuales se ubican, por lo general, en “lugares altos, cerros sagrados donde nuestros sacerdotes siguen llegando a ofrendar”, continúan informando en la web del museo.

Rabinal Achí y artesanía

Los dos principales atractivos para el visitante que llega a Rabinal son el Rabinal Achí y la artesanía.

Representación del Rabinal Achí
Representación del Rabinal Achí (Foto: Museo Rabinal Achí)
Rabinal Achi

Rabinal Achí es un libro que recoge aspectos ancestrales de las tradiciones y cultura maya. Cada 25 de enero, coincidiendo con la festividad de San Pablo, se representa esta danza de carácter dramático en Rabinal, con gran afluencia de público en sus calles, vecinos del lugar y llegados de fuera para tan excepcional escenificación anual.

Esta danza dramática escenifica la separación del pueblo Achí del K’iché. Los personajes principales del drama son los personajes principales son Rabinal Achí y K’iché Achí, guerreros de ambos pueblos. La UNESCO declaró en 2005, el Rabinal Achí como ‘Obra maestra de la tradición oral e intangible de la Humanidad’.

Museo Comunitario Rabinal Achí

El compromiso del Museo Comunitario Rabinal Achí se centra en la recuperación, conservación y promoción del “patrimonio cultural de Rabinal, tanto la cultura antigua representada en los sitios sagrados arqueológicos como las expresiones de la cultura viva del presente (bailes, música, artesanía y medicina tradicional). Nuestro baile precolombino Xajooj Tun o “Rabinal Achi» es una de las joyas de nuestra cultura maya-achi y seguimos representándolo durante la feria patronal de San Pablo”.

Aunque mantienen muy presente también otra gran motivación inicial del Museo: “Dar aportes a la memoria histórica de la represión sufrida por la población maya-achi en Rabinal y a la reconciliación en el ámbito histórico-cultural”.

Trabajos de alfarería en Rabinal
La artesanía en Rabinal es una tradición que se inculca desde la infancia (foto: Museo Comunitario Rabinal Achí)

Artesanías de Rabinal

La artesanía es, asimismo, una actividad muy destacada en Rabinal, extendiéndose a los ámbitos del barro o alfarería, del morro –con el que se elaboran guacales y chinchines*-, la cerámica, los tejidos e incluso también la palma, con la que se realizan petates y sombreros de palma, entre otros artículos.

*Chinchín o sonaja: es un instrumento folclórico guatemalteco, posiblemente de la época precolombina, hecho, por lo general, con el fruto del morro.

Mujer trabajando la artesanía del morro
Mujer trabajando la artesanía del morro en Rabinal (foto: Museo Comunitario Rabinal Achí)
Bailes típicos de Rabinal

Otros bailes incluyen elementos precolombinos “combinados con símbolos cristianos que son unas consecuencias de la conquista española”. Y como más destacados indican: “Patzká (huehuechos), Maam pa Keej (El Venado), Balam Keej (El Venado y Tigre), Aj Eq’ (Los Negritos), Chico Mudo y Tarakach’ (La Sierpe)”. Todos están acompañados por “instrumentos tradicionales, como el tun, la flauta y la marimba”.

Danzante en Fiestas Patronales de Rabinal
Danzante en Fiestas Patronales de Rabinal (imagen: aprende.guatemala.com)

San Miguel Chicaj

Saliendo de Salamá y remontando la ruta del río Motagua hacia su nacimiento en Santa Cruz del Quiché nos encontramos el municipio de San Miguel Chicaj. Este asentamiento poblacional fue fundado en 1803 y elevado a la categoría de municipio en 1877. El idioma indígena imperante es el maya achí.

Iglesia de San Miguel Arcángel en Chicaj

En sus celebraciones, como en las de otros muchos pueblos de Guatemala, además de rituales claramente prehispánicos se dan otros en los que se fusionan tradiciones maya y católicas de la época colonial. Su festividad más popular es la que se celebra en honor de su santo patrón, San Miguel Arcángel, en la última semana de septiembre, teniendo como día propio el 29. En el núcleo urbano, su referencia arquitectónica más visible es iglesia de San Miguel Chicaj, con fachada de cuatro cuerpos de altura y estilo barroco.

Iglesia San  Miguel Chicaj
Iglesia San Miguel Chicaj (foto: FB Santa Cruz El Chol – Baja Verapaz)
Danzas y gastronomía en Chicaj

Las celebraciones son animadas con variadas danzas (costeño, los animalitos, los mazates…), alfombras de serrín, música de marimbas y trajes típicos, muy reconocidos por su colorido y belleza. En cuanto a gastronomía, el plato de referencia es el boxbol, de origen maya, hecho a base de hojas tiernas de ayote, masa de maíz y una salsa de tomate, miltomate y pepitoria.

San Jerónimo y su ingenio azucarero

Municipio del departamento de Baja Verapaz, situado a 10 kilómetros de Salamá. El pueblo surgió a raíz de la orden del monarca español Carlos V de construir en las tierras de Verapaz un ingenio azucarero. Los religiosos Bartolomé de las Casas, Pedro de Angulo y Rodrigo de Ladrada encontraron el lugar adecuado en el valle de San Jerónimo y entre 1549 y 1560 se instalaron en él. Aunque sería el fraile dominico Rafael Luján -llegado desde Sevilla (España)- quien en 1601 pondría en marcha el mencionado ingenio azucarero, primero en toda Centroamérica.

Arcos del Ingenio Azucarero de San Jerónimo
Arcos del Ingenio Azucarero de San Jerónimo

La hacienda llegó a alcanzar gran prosperidad. En sus instalaciones se producía azúcar, cochinilla, uvas, vinos y verduras. Signo de la pujanza y prosperidad del ingenio azucarero de San Jerónimo fue la moneda propia que llegó a acuñar. Otro lugar de interés es la Iglesia de San Jerónimo, de estilo barroco, construida en el siglo XVIII.

Iglesia de San Jerónimo (Baja Verapaz)
Iglesia de San Jerónimo (Baja Verapaz)

Museo Regional del Trapiche.

En la actualidad el ingenio azucarero alberga el Museo Regional del Trapiche, el cual ofrece una valiosa recreación histórica y etnográfica de la región. El museo fue inaugurado en 1999. En el mismo se puede contemplar la turbina o rueda del Pelton de siete metros de diámetros y un acueducto compuesto por 124 arcos (Los Arcos). A través de esta canalización, se hacía llegar el agua a la turbina de Pelton. La hacienda contaba también con una propia iglesia barroca en su interior.

Museo del Trapiche San Jerónimo - Baja Verapaz
Museo del Trapiche San Jerónimo – Baja Verapaz: ruede del Pelton (foto: Quetzalito Tours)

Comunidad Río Negro

Aunque suponga apartarnos un poco de la Gran Ruta Turística del Motagua (unos 60 kilómetros y 2 horas en tiempo), partiendo desde Salamá, si se nos presenta la ocasión, no debemos dejar de visitar la Comunidad Río Negro, situada a orillas del embalse de río Negro (también llamado Chixoy en esa zona).

Rio Negro y embalse de Chixoy
Impresionante naturaleza de Rio Negro y el embalse de Chixoy (foto: elfotobus)

Drama y esperanza

La presa fue construida entre 1976 a 1985 para albergar la Hidroeléctrica Chixoy, forzando el desplazamiento obligado de muchos pueblos de la ribera de estos ríos. El que más resistencia opuso a la construcción de la empresa eléctrica fue Comunidad Río Negro y eso dio lugar a que su historia se convirtiese en la más sangrienta que se recuerda de los tiempos modernos del país. La represión y las masacres de los militares causaron cerca de cinco mil muertes entre la población indígena entre 1980 y 1982, según se cuenta.

Tradiciones maya intactas e Río Negro

La situación aislada de este remoto territorio en la confluencia de los ríos Negro (o Chixoy) y Salamá, ha permitido mantener muy vivas –y en su versión más pura- ciertas tradiciones ancestrales maya. Los expertos consideran que la Comunidad Río Negro y otras comunidades de la zona son el eslabón que hacía de nexo de unión entre los pueblos maya del altiplano y los de las tierras bajas. En la zona se identificaron 45 sitios arqueológicos, algunos con 2500 años de antigüedad, mencionados en el Popol Wuj y otras fuentes históricas relativas a la cultura maya.

Restos arqueológicos

Un equipo científico franco-guatemalteco inició estudios de la cuenca del río Chixoy o Río Negro (el más caudaloso de Guatemala) en 1978 con la finalidad de catalogar y, en la medida de lo posible, preservar los vestigios maya que iban a ser anegados por la presa. Se estima que la controvertida provocó la desaparición de 23 aldeas o localidades y 45 sitios arqueológicos, además de muchas tierras de cultivo.

La labor de los arqueólogos fue interrumpida en 1982 debido a las sangrientas acciones militares contra la población indígena. Aun así, lograron extraer valiosas piezas que poco a poco el Centro Histórico y Educativo «Riij Ib’ooy» de Río Negro trata de ir exponiendo al público, con el apoyo del Museo Nacional de Arqueología y Etnología (MUNAE) y el Instituto de Antropología e Historia (IDAEH) del Ministerio de Cultura y Deporte (MICUDE).

Centro Histórico y Educativo «Riij Ib’ooy»

El Centro Histórico y Educativo Riij Ib’ooy (CHE Riij Ib’ooy) de Río Negro en Baja Verapaz fue construido por la comunidad de Río Negro en el año 2007 con la finalidad divulgar los vestigios de la cultura maya especialmente valiosos de esta zona, por la situación de aislamiento en la que se ha mantenido en el tiempo. Quiere ser también un “recuerdo de la tragedia vivida y un ejemplo de superación”.

El embalse de Chixoy inundo 45 sitios arqueológicos maya
El embalse de Chixoy inundo 45 sitios arqueológicos maya
Ecoturismo en Río Negro

El centro hoy ofrece, además, una extraordinaria oferta de ecoturismo, capaz de proporcionar a los visitantes instalaciones con alojamiento para 30 personas, pequeña cocina, amplia terraza con unas increíbles vistas panorámicas del valle, biblioteca con documentación sobre la cultura y la historia de la región, tecnología multimedia para realizar sesiones de divulgación e infraestructura para realizar o participar en talleres. Asimismo, podrán realizar excursiones guiadas y, como no, llevarse recuerdos de la genuina artesanía de Río Negro.

Purulhá y Biotopo del Quetzal

Purulhá es un municipio del norte de Baja Verapaz, que si por algo se distingue es por la frondosa vegetación que exhibe, especialmente en el Biotopo del Quetzal (o Biotopo Universitario para la Conservación del Quetzal Lic. Mario Dary Rivera). Esta zona protegida de la naturaleza fue fundada en 1976.

Se trata de un territorio de difícil acceso por sus continuas quebradas, en el que encuentran un hábitat excepcional numerosas especies de flora, que se nutren de los minerales y nutrientes del suelo y de las aguas cristalinas que corren por las laderas de las montañas, quedando retenidas en ocasiones en múltiples pozas. Algunos ejemplos de la flora del biotopo son: pino, encino, ciprés, caucho, eucalipto, chipe (helechos gigantes), líquenes, musgos, orquídeas o bromelias.

El Biotopo de Purulhá, hábitat del quetzal
El Biotopo de Purulhá, hábitat ideal para el quetzal

Fauna en el Biotopo del Quetzal

En cuanto a la fauna, cabe mencionar: ardillas, conejos silvestres, zorros, zaraguates, monos, culebras (venenosas, no venenosas, arbóreas y terrestres), salamandras, osos… y entre las aves el siempre escurridizo quetzal. Un pájaro de colorido plumaje, símbolo de Guatemala, y que se encuentra en riesgo de extinción.

Vegetación exuberante en el Biotopo del Quetzal
Vegetación exuberante en el Biotopo del Quetzal

El Biotopo Universitario para la Conservación del Quetzal Lic. Mario Dary Rivera está acondicionado para recibir visitantes, disponiendo para ello de servicios de camping, tienda, auditorio y servicios de hostelería. Para inspeccionar la zona hay dos alternativas: el Sendero de los Helechos y el Sendero de los Musgos.

El Biotopo del Quetzal, un paraíso para los amantes de la naturaleza
El Biotopo del Quetzal, un paraíso para los amantes de la naturaleza

Cuevas de Chicoy

Situadas también en el municipio de Purulhá, las Cuevas de Chicoy cuentan con una bóveda principal de 70 metros de alto y espléndidas formaciones calcáreas de estalactitas y estalagmitas. Son lugares sagrados de las ancestrales tradiciones maya de las etnias q’eqchí y poq`omhí. En su interior, los guías espirituales celebran ceremonias religiosas sobre altares naturales.

Cuevas de Chicoy en Purulhá
Cuevas de Chicoy en Purulhá (foto: gtponcio)

Santa Cruz El Chol

Santa Cruz El Chol es otro pueblo situado en la Gran Ruta Turística del Motagua. Fundado en el año 1603, fue conocido en sus orígenes como ‘Santa Cruz Belén de los Indios Choles’. Su territorio se encuentra atravesado por la Sierra de los Chuacús y el Valle de Urrán y su templo católico –con una bóveda de 50 metros de largo por 15 de ancho- es la principal referencia arquitectónica del núcleo urbano y también la más antigua.

Vista aérea de Santa Cruz El Chol
Vista aérea de Santa Cruz El Chol

La construcción de la iglesia se inició en el año de 1687, bajo de dirección del dominico fray José Ángel Zenoyo; pero no pudo ser acabada hasta 1748. En su interior se conservar importantes y antiguas imágenes, de estilo churrigueresco, talladas en madera.

Iglesia de Santa Cruz de El Chol
Iglesia de Santa Cruz de El Chol

Genuinas danzas

Su feria titular se celebra el 8 de diciembre de cada año en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona de la localidad. Especialmente en estos días feriados y en la Semana Santa exhibe toda su riqueza cultural, a través de genuinas danzas (el venado, los animales o el costeño, entre otras) y trajes típicos precolombinos, alfombras ornamentales, platillos típicos gastronómicos y artesanía. El idioma que predomina es el español, seguido del Achí, de origen maya.

Feria Titular de Santiago Apóstol El Chol

Su feria titular comienza el 20 de julio en honor a Santiago Apóstol, siendo el día propio el 25 de julio. La gran tradición de esta festividad hace que cada año multitud –formada por vecinos y visitantes llegados de muy diversos lugares- se concentre en sus calles durante esos días feriados. Gozan de gran prestigio sus danzas, entre las principales: el torito, chico mudo, moros y cristianos, el costeño, de cortes, el diablo y, como más destacada, el palo volador.

Caracterizaciones típicas de la Feria Titula de El Chol
Caracterizaciones típicas de la Feria Titula de El Chol

Mercado de El Chol

El mercado de El Chol es uno de los más representativos del departamento de Baja Verapaz. Al ser un municipio predominantemente agrícola, los principales productos a la venta suelen ser: maíz, frijol, mango, naranja, mandarina, limón, rosa de Jamaica y tamarindo. En los últimos tiempos ha adquirido mucho auge el cultivo del tomate, especialmente con destino a otros mercados nacionales e internacionales. Y tampoco faltan los productos de artesanía: tejidos de algodón, máscaras, muebles de madera, trenzas y sombreros de palma.

Otros lugares de interés dentro de la municipalidad son: Cuevas de Moctezuma, Paraje del Sol y Luna o Río Agua Caliente o los escenarios naturales de la ribera del río Motagua, especialmente a su paso por la aldea  Lo de Reyes.

Cubulco Baja Verapaz

Cubulco (o Santiago Cubulco, en honor a Santiago Apóstol, su santo patrono) es un municipio del oeste de Baja Verapaz. En la época prehispánica se denominó Nima’ Cubul o Cubuleb’. El 68% de la población es indígena, de las etnias K’iche’ y Achi. Sus idiomas son el Achi y el castellano. En los límites municipales de Cabulco (‘casa de guirnaldas’, en idioma del k’akch’ikel) existen abundantes sitios arqueológicos, tales como: Belejeb’ Tzaq, Chilu, El Tablón, Los Cimientos, Moxpán, Nim Poqom, Plan de Tierra Negra y Pueblo Viejo.

Danza del Palo Volador en Cubulco
Danza del Palo Volador en Cubulco (foto: RoofFilms)

Museo Sitio Arqueológico Komoon Cabulco

El Museo Sitio Arqueológico Komoon Cabulco se encuentra en la colonia El Naranjo. En él es posible contemplar una exposición de trajes típicos de la región, de piezas arqueológicas, medicina tradicional, artesanía, danzas y cofradías.  Este centro de exposición también ofrece una perspectiva histórica a través de una colección de fotografías del sitio arqueológico Kawinal Jyub antes de su inundación por la presa de Río Negro. 

Granados – Baja Verapaz

Granados es el último municipio de Baja Verapaz viajando por la margen izquierda del río Motagua en dirección a Santa Cruz del Quiché. Se sitúa, por tanto, en el sureste del departamento. Los principales atractivos del municipio para los visitantes los constituyen sus magníficos entornos naturales.

Estos espacios al aire libre ofrecen, hacia el norte, el marco excepcional de las montañas de la Sierra de las Minas y, por el sur, el curso del río Motagua, que en este municipio baja por terrenos agrestes, encajado entre montañas, antes de abrirse en El Progreso al amplio valle; pero dejando a su paso interesantes playa fluviales, escenarios altamente recomendables para el esparcimiento en plena naturaleza.

Lugares de Granados a visitar

Algunos de los lugares más frecuentados de Granados -por nativos y visitantes- son: Potrero Grande, El Guapinol, San Antonio, Salto de Agua (Caserío el Pastor), Caserío Agua Tibia, río Agua Caliente, Poza de Agua (Comunidad de El Oratorio), Aldea Concuá, Santa Rosa, Suchicul o Playa Motagua.

Sus ferias anuales se celebran del 12 al 15 de enero, en honor al Cristo Negro de Granados, y el 29 de junio, rindiendo culto a San Pablo. Y entre las atracciones de los festejos, se cuentan: bailes folclóricos, desfiles, jaripeos y la danza del Palo Volador.

Fiestas Populares / Ferias Titulares de Baja Verapaz

  • Cubulco, 25 de julio, Santiago Apóstol
  • El Chol, 8 de diciembre, Virgen de la Inmaculada Concepción
  • Granados, 3 de mayo, La Santa Cruz
  • Purulhá, 13 de junio, San Antonio de Padua
  • Rabinal, 25 de enero, fiesta en honor de San Pablo Apóstol
  • Salamá, 21 de septiembre, San Mateo Apóstol
  • San Jerónimo, 30 de septiembre, San Jerónimo
  • San Miguel Chicaj, 29 de septiembre, San Miguel Arcángel
Danzas típicas de Baja Verapaz
Danzas típicas de Baja Verapaz

2 Comentarios

  1. Estimados amigos, me da mucho gusto dirigirme a ustedes muy agradecido por esta información que publican, soy originario de Salamá, Baja Verapaz, en mis ratos libres investigo temas relacionados al departamento de Baja Verapaz, específicamente de Salamá, las cuales publico y las distribuyo entre mis amigos.
    Nuevamente gracias por esta publicación, que es una pequeña ventana que muestra al mundo lo que tenemos en Baja Verapaz.

    • Agradecemos tus palabras, Daniel Augusto. Para nosotros es un placer poder hacernos eco de las cosas buenas que tienen los departamentos que son atravesados o que hacen frontera con el río Motagua. Saludos

Dejar respuesta

Por favor, ¡déjanos tu comentario!
Por favor, escribe tu nombre aquí